CV19 - 2º Estudio de incidencia territorial en España


El virus contagia menos en las zonas costeras - Sol y presión atmosférica, posibles causas

A las pocas semanas del inicio de la pandemia me llamó la atención el bajo nivel de incidencia de contagios en la zona de Canarias, teniendo en cuenta el gran movimiento de viajeros que en las islas se produce, especialmente de turistas y residentes habituales italianos y chinos. Poco después pude comprobar que otras zonas costeras también destacaban en este sentido, es decir con menos índice de contagios.

En este segundo estudio, añadiendo los datos oficiales de los nuevos informes de los siguientes meses, con cierto espacio de tiempo entre unos y otros, se confirma definitivamente que por alguna razón esto sucede, el virus tiene mayor dificultad para expandirse en zonas con amplios territorios costeros. El estudio se ha hecho por comunidades autónomas, obteniendo luego las medias nacionales.

Inicialmente se publicaron en algunos medios otras estadísticas tomando como referencia las temperaturas medioambientales, pero tales informes se efectuaron con datos relativos a periodos de 14 días, por lo que esto no puede tomarse como una razón concluyente. En nuestro caso lo hemos hecho con la totalidad de contagios acumulados desde el inicio de la pandemia hasta el 15 de diciembre de 2021, y las temperaturas medias por autonomías, que en nuestro país no presentan excesivas diferencias, no parecen ser causa de las diferencias de incidencia observadas entre costas e interior, por lo que es necesario considerar más parámetros

En este sentido, se examinaron otras influencias que pudieran presentar cierto paralelismo con los niveles de incidencia del virus. Inicialmente se observó la humedad, la calidad del aire y la presión atmosférica, pero en este segundo examen también hemos tenido en cuenta las horas de sol; las medias anuales de los diferentes territorios autonómicos.

En fin, a falta de análisis más meticulosos, se destaca una diferencia ostensible de incidencia del virus entre territorios con parte de los mismos en zonas costeras, por un lado, y los territorios del interior peninsular por otro. También se aprecian ligeras diferencias en subdivisiones Norte/Sur, siendo mayor la incidencia en las zonas del Norte que en las del Sur. Veamos las cifras.

 

CV19 - Análisis de contagios en zonas costeras y de interior


Con datos acumulados según informes del Centro Nacional de Epidemiología y cifras de población del Instituto Nacional de Estadística (Informe en PDF >>)

 

CV19 - Análisis de contagios en zonas Norte y Sur


 

 

 

 

En el análisis general de todo el territorio, traduciendo la tasa (x/100.000 habitantes) a porcentajes para facilitar la lectura, podemos observar como la incidencia baja en las zonas costeras y también en las zonas del sur del país.

Aunque serían necesarias más investigaciones sobre estas diferencias, tras estudiar diversos mapas medioambientales, encontramos que parece no haber influencias apreciables relativas con la temperatura, nivel de humedad y calidad del aire, y sí cierto paralelismo con la altimetría y las horas medias anuales de sol en cada territorio.

El primer mapa que contiene importante paralelismo es el de la altimetría. Las zonas con mayor número de provincias costeras se acercan más al nivel del mar, por lo que cabría considerar una posible influencia de la presión atmosférica. Es posible que una mayor presión atmosférica, como suele suceder generalmente en las zonas que se van acercando al litoral, dificulte la propagación de las partículas virales en comparación con las zonas de mayor altitud, en donde con una presión del aire más baja esas partículas infecciosas pueden desplazarse con mayor agilidad.

 

 

El segundo mapa en el que también se observa cierto paralelismo es el que se obtiene con las horas medias anuales de sol en los mismos territorios. Algunos estudios científicos realizados a la par del desarrollo de la pandemia —Trinity College (Londres) y Universidad de Edimburgo, Inglaterra— han encontrado relación entre una mayor resistencia al contagio de este virus y la vitamina D. Por ello, en esta segunda estadística incorporamos el factor “horas de sol”, ya que buena parte de esta vitamina se produce a través de la piel del ser humano por efecto de los rayos ultravioleta:

Algunos estudios científicos realizados a la par del desarrollo de la pandemia —Trinity College (Londres) y Universidad de Edimburgo, Inglaterra— han encontrado relación entre una mayor resistencia al contagio de este virus y la vitamina D. Por ello, en esta segunda estadística incorporamos el factor “horas de sol”, ya que buena parte de esta vitamina se produce a través de la piel del ser humano por efecto de los rayos ultravioleta:

Los investigadores encontraron que la radiación UVB ambiental en el lugar de residencia de un individuo antes de la infección por Covid-19 se asoció de forma inversa con la hospitalización y el fallecimiento. Esto sugiere que la vitamina D puede proteger contra la enfermedad grave y la muerte. (Sep. 2021, redaccionmedica.com).

 

Es probable, por tanto, que los habitantes de zonas con mayor media de horas de sol también tengan más altos índices de vitamina D, obteniendo consecuentemente más nivel de protección contra el virus.

 

 

Datos básicos: Instituto Nacional de Estadística, Centro Nacional Epidemiológico y Agencia Estatal de Meteorología

 


Autor, Antonio Miguel Muñoz, 15/01/22 - Publicación anterior, 15/04/20 – Corrección de erratas, 20/07/20

www.antoniomiguel.es / contacto@antoniomiguel.es

Descargar informe en PDF >>

Compartir:

< Subir  Inicio >